Gichin Funakoshi – El Hombre Que Señalo El Sendero

Publicado: junio 23, 2013 de franramvel en Articulos
Etiquetas:, , ,

Hola a todos, un placer saludarlos, el día de hoy les traigo material que nos mando nuestro compañero Marco Cortés sobre la persona que trajo el Karate en una de sus formas más puras, leí el articulo y se los recomiendo bastante.

Sin más les pido lo mismo que en los otros articulos de los colaboradores del blog, su opinion es importante así que algo de retroalimentación nos cae de maraviila.

Sin más les dejo el link de descarga, que lo disfruten.

Gichin Funakoshi.pdf

Metodología actual VS Metodologia tradicional

Publicado: mayo 27, 2013 de franramvel en Articulos

¡Osu!

A pesar de que estoy muriendo por los exámenes de la carrera quisiera compartir algo que considero muy importante a vísperas de nuestro examen el día viernes 31 de mayo.

Cuando comencé a entrenar Kyokushin tenía una idea bastante clara de que esperar sobre el estilo: tortura. Así que desde un comienzo empece a dar lo mejor de mi y exigirle a mi cuerpo limites que jamas creí alcanzar.

La idea de entrenar como loco no se formo sola, ya que por diversos medios hemos visto que el entrenamiento «sádico» en este estilo viene desde las raíces del mismo con los tres años que Sosai Masutatsu Oyama paso entrenando en las montañas llevando su cuerpo al extremo.

Pero no podemos decir que esto es propaganda, es decir, no lo hacemos por llamar la atención o porque realmente nos falte un tornillo sino que nuestra misma filosofía nos indica que debemos de dar todo entrenando y combatiendo hasta el final.

Capítulo dedicado a Kyokushin en el programa Fight Quest

«Para que sepan a que me refiero sobre lo sádico que es esto, para personas impacientes véase minuto 16:40 😀 «

Sin embargo, hagamos una pequeña reflexión sobre lo siguiente:

Desde que Kyokushin nació se han logrado muchos avances en lo que refiere a ciencias del deporte y con ello han nacido nuevas metodologías para entrenar y tener un optimo desempeño de nuestro cuerpo sin maltratarlo, es decir, llevarlo al límite sin hacernos daño.

Ahora, tomando esto en cuenta ¿No es malo que a pesar de que tenemos a nuestra disposición herramientas novedosas como metodologías deportivas no las usemos? Más aún ¿No es el avance más lento con metodologías tradicionales?

Antes que nada dejemos algo muy claro:

Una de las características del Kyokushin es su dureza en el entrenamiento y cuando hablo de metodologías nuevas no me refiero a metodologías más «suaves» ya que el hecho de que sea novedoso no nos indica que va a ser más sencillo, los métodos de entrenamiento que tenemos a nuestra disposición están mejor estructurados y trabajan a consciencia ya que a estas alturas conocemos mejor como funciona nuestro cuerpo.

Habiendo dicho esto hagamos una comparativa muy general y hablando a grandes rasgos.

En el entrenamiento tradicional tenemos la técnica como fundamento principal, haciéndola una infinidad de veces hasta perfeccionarla, con esto logramos mejorar nuestra condición física y nuestra fuerza así como la agilidad. Ademas la Kata sigue el mismo principio de repetición.

En la parte de resistencia física entrenamos nudillos, espinillas y antebrazos de una manera muy ruda, golpeando constantemente objetos tales como costales, un makiwara o hasta arboles. Ademas de esto realizamos ejercicios tales como abdominales, sentadillas, lagartijas hasta que el cuerpo ya no pueda más.

Finalmente, en lo que a muchos nos importa tanto como el aire que respiramos, está el kumite, en el cual la mayor parte de las ocasiones entramos con un 50% o más de nuestra fuerza en el caso de principiantes, creo que todos pasamos lo que es no tener autocontrol y quisiera presumir que las cintas avanzadas saben controlar mejor su fuerza y practican para no lastimar al otro y generalmente dejamos pasar un lapso de entre una y dos semanas para pelear de nuevo (hablando en el mejor de los casos).

En este tiempo que he entrenado ese ha sido el entrenamiento general que hemos llevado.

A primera vista se ve bien, en verdad, si a mi me hubiesen puesto ese plan de entrenamiento hace 2 años lo hubiese aceptado (o más bien lo acepte) de inmediato y con una sonrisa de oreja a oreja.

Bien, desde hace tiempo comencé a entrenar de una manera un poco distinta, y como ejemplo quiero poner  mis experiencias ya que mi entrenamiento beneficia mis habilidades e intenta corregir problemas particulares que padezco tales como falta de elasticidad, movilidad en la cadera causado por un accidente hace años, étc. A lo que voy con esto es que hay un plan que se puede ajustar a cada uno de nosotros dependiendo de nuestras capacidades.

Mi plan de entrenamiento se rige en un ciclo de 4 días en el cual los primeros dos los utilizo para «recuperarme de manera dinámica» haciendo ejercicios que ayudan a la circulación, la movilidad y la flexibilidad. También dedico tiempo a mejorar mi técnica pero solamente sobre los movimientos que más se acomodan a mi estilo de pelea, por ejemplo, si a mi no me gusta usar Ushi Mawashi Geri porque siento que no me sale bien o simplemente porque no me gusta no la hago, si por otra parte me fascina usar Yoko Geri entonces la practicare en uno de esos dos días hasta que me salga de manera natural y fluida. Tiene que ser como un instinto, algo que sea tan fácil de ejecutar como respirar. Ademas de esto podemos busca variantes de ese mismo movimiento o distintas formas de ejecutarlo. Yo utilizo el día 1 para esta actividad.

El segundo día lo utilizo para mejorar mi elasticidad y fortalecer mis nudillos y espinillas con el uso de costal o makiwara.

El tercer día y cuarto día realizo ejercicio físico intenso pero no desorganizado. Los ejercicios están por 6 rondas de 8 series con 20 segundos de ejercicio con 10 segundos de descanso entre cada serie y 1 minuto de descanso entre cada ronda. Esto tiene un porque ya que de esta manera no solo nos entrenamos físicamente sino que enseñamos a nuestro cuerpo a recuperarse rápidamente en esos 10 segundos para volver a dar lo mejor en los 20 segundos siguientes (visualiza eso mismo en un combate) así que esta metodología te da «tempo» de kumite.

La diferencia entre el tercer y el cuarto día es que en el cuarto nos enfocamos a hacer un pequeño esfuerzo más que el día anterior, una o dos repeticiones más en el tiempo limite, notemos que esto no es tan sencillo ya que acumulado a la carga del día anterior hacer no solo otra vez lo mismo sino que obligarnos a dar un poco más es algo muy exigente.

Todo esto complementa los tres días a la semana de entrenamiento en el Dojo.

¿Cuál es la diferencia entre uno y otro?

Primero que nada notemos que realizar una cierta técnica muchas veces en efecto nos enseña como ejecutarla, pero podemos traer un concepto de pedagogía a esto: «repetir una infinidad de veces te va a enseñar como hacerlo, pero no va a lograr que lo comprendas»

A lo que voy es que por ejemplo, es muy distinto si hacemos un shita tsuki 1000 veces de la nada comparado con hacer un shita tsuki 1000 sabiendo como lo tenemos que hacer y que podemos hacer para mejorarlo. En el primer caso puede que las 1000 veces sepamos como hacerlo en la mejor de las circunstancias, pero nuestro cuerpo no nos de la fluidez y movilidad que necesitamos, mientras que por el otro lado sabemos que si hacemos un cierto ejercicio que nos de movilidad en la cadera, otro que nos proporcione fluidez en los movimientos del cuerpo y otro que nos de equilibrio para mantener nuestro centro de gravedad entonces podemos hacer esos 1000 shitas con el mismo esfuerzo pero con resultados mejores.

A manera de anécdota, mientras estudiaba el primer semestre de mi carrera, en un problema de matemáticas el autor proponía dos caminos distintos para resolver un mismo problema solo que un camino era «fácil de entender» pero le tomaría días, semanas o meses poder llegar al resultado que él quería, sin embargo, usando el otro camino aprendiendo algo nuevo le tomaba unos simples pasos llegar al resultado deseado.

En este ejemplo pude deducir que el autor mantenía el entusiasmo por resolver el problema pero lo atacaba de una manera inteligente y poco usual.

Trayendo esa anécdota aquí podemos ver lo mismo, el problema de matemáticas vendría siendo nuestro objetivo como budokas, la forma de resolverlo es el camino que tomemos para entrenar, podemos elegir un camino que ya nos han trazado y que por lo mismo nos es fácil de entender o podemos aventurarnos a intentar nuevas cosas y descubrir lo que quizá sea un camino más rápido y mejor mientras el entusiasmo por resolver ese problema vendría siendo nuestro espíritu por alcanzar nuestras metas.

Entrenar con nuevos métodos no indica que perdamos el budo, al contrario, damos lo mejor de nosotros hasta el punto límite pero lo enfocamos de una mejor manera.

En conclusión la mejor dupla sería: Filosofía tradicional y metodología actual.

Recuerden que quedarnos en el mismo lugar es sinónimo de retroceso.

Torneo Seito-Kai-Kan Abril 2013

Publicado: abril 15, 2013 de franramvel en Eventos

Hola y bienvenidos.

Algunos probablemente me van a ahorcar por escribir cada que me acuerdo he… he… he (risa nerviosa esperando al menos una mawashi al rostro) pero esta vez les traemos un pequeño resumen de las vivencias que tuvimos en el torneo de Seito-Kai-Kan al cual fuimos invitados y dimos nuestro mejor esfuerzo.

La llegada

Pues la cita fue a las 8:45 am en el Deportivo Benito Juarez a la salida del metro «Parque de los Venados» de la linea 12 del metro del Distrito Federal.

En el punto de reunión nos encontrábamos Alain, Marco y yo (Francisco) como competidores y Senpai Jacobo con Senpai Muñiz  Zafra como los representantes oficiales de Kyokushin México y el señor Bernardo con su esposa quienes nos estuvieron apoyando y ayudando durante todo el torneo al cual les agradecemos muchísimo sus atenciones .

Cómo sabrán muchas personas que hayan asistido a torneos la cita de la inscripción es al comenzar todo el evento, por lo que pasamos a registrarnos sin ningún problema, a lo que voy es que siempre van con distintas categorías como katas, rompimientos, y kumite. Para variar el último evento fue el kumite varonil de mayores de 17 años y como tal tuvimos que esperar un largo rato que nos sirvió para ir a desayunar, disfrutar de las costumbres y habilidades de otros estilos y para cotorrear un rato entre nosotros con el fin de liberar un poco las tensiones.

Los momentos previos

Después de que comenzaron a pasar los niños a concursar en kumite comenzamos a calentar, acto seguido nos separaron en grupos de avanzados (De segundo kyu en adelante) y principiantes (el resto).

Marco y yo estuvimos en la categoría de principiantes y Alain en avanzados, o eso creíamos…

¿Quién quiere kumite?

Bueno, como anécdota chistosa de como terminamos compitiendo en avanzados todos resulta que la pregunta que ven arriba fue la misma a la que solo Marco y yo alzamos la mano, el resto de competidores solamente asistieron a hacer Kata. Por ese motivo estábamos algo decepcionados ya que esperábamos competir contra otras personas para «fogearnos» y aprender un poco más. Tener un combate entre nosotros no era algo plácido.

Cuando la esperanza estaba casi por los suelos, ya que llevarnos un trofeo de primer y segundo lugar en nuestra división por hacer lo mismo que hacemos todos los viernes no era nada por lo cual sentirnos orgullosos pero afortunadamente llego el líder de Seito-Kai-Kan, organizador del evento y comento lo sucedido con Senpai Jacobo preguntando si estaba bien que compitiéramos entre nosotros O si quería que compitiéramos contra los avanzados del torneo, en ese momento al menos a mi me brillaron los ojos, honestamente estaba tan contento con la idea que ni siquiera vi a Marco pero supongo que estaba igual que yo hehe.

La respuesta fue: «Sí, no se preocupe, ellos aguantan» y con eso entramos a la división de avanzados del torneo.

Que comience la diversión

Pues resumamos un poco los detalles administrativos, la sección de avanzados quedó dividida en dos categorías, la primera: pesos ligeros donde participe yo y la segunda: pesos pesados donde participaron Alain y Marco.

Pesos Ligeros

Bueno, a narrar mi versión de los hechos.

En mi división eramos cuatro concursantes, dos cintas cafés y un Sho-Dan, los tres de Shotokan y yo, con mi séptimo kyu en Kyokushin y para variar como siempre, me toco pelear contra el chico Sho-Dan en mi primera ronda.

Seré honesto, moría de miedo, primero porque era el primer torneo de artes marciales en el que participaba y segundo, porque no recuerdo una sola vez en que haya peleado frente a tantas personas, sí señores, sufro pánico escénico.

Bien, a pesar de ello entré decido, el miedo no era nada comparado con mis ganas de pelear.

Conforme pasaba el combate me sentía mejor y poco a poco fui sintiendo que todo fluía bien, mi contrincante era bastante rápido  recuerdo haber fallado unas cuantas patadas hacia abajo, supongo que ademas el chico me procuraba tener bastante lejos, supongo que su estilo requiere que este a distancia.

Tuve que perseguirlo por un rato, evitaba irme completamente de frente ya que siempre me recibía con una mae geri, que aunque no sentía que hicieran gran daño me mantenían a distancia y eso no me agradaba.

Al terminar el round me sentía bien, relativamente tranquilo y esperé lo mejor de la decisión de los jueces. Ellos decidieron que la pelea había terminado en empate y por ende, el criterio para la victoria fue el peso de cada uno con el cual obtuve mi primera victoria y un segundo lugar asegurado en la competencia.

«Juro que mis mawashi’s salen mejor que eso -_-‘ «

Final Peso Ligero

Pues bien, ahí estaba, no recuerdo si más o menos nervioso que la pelea anterior, solo sabía que tenía que hacer lo mismo que venía practicando desde hace meses y todo saldría bien, ganará o perdiera.

Comenzó el primer round y entré a la ofensiva de nuevo, sucedió algo similar que en el combate anterior, de hecho me atrevería a decir que fue lo mismo incluso en la decisión. La cuestión fue ir atacando, persiguiendo y defendiendo intentando predecir hacia donde iría y que tipo de patada usaría ya que al menos los puños no me preocupaban tanto.

Al terminar el primer round se prosiguió a un segundo para decidir al ganador, en esta ocasión me sentí más seguro y a ciencia cierta domine la pelea, en mi opinión y en la de los jueces ya que en esta ocasión me lleve la pelea y con ella el campeonato.

«Hay un problemilla al final del video hehe, espero no les moleste»

Pesos Pesados

Terminó mi participación y ahora solo me restaba apoyar a mis compañeros.

El primer combate se dio entre Alain y otro peleador que con miedo a equivocarme se llamaba Tadashi.

La verdad me sorprendió de sobre manera este último, y no creo ser el único ya que domino a Alain con sus poderosos golpes y patadas, sin duda un peleador ejemplar al que estuve estudiando el resto del torneo y con el cuál sería interesante entrenar en un futuro.

Bueno, con el vídeo bastan y sobran palabras, creo que a todos en ese momento se nos heló la sangre por miedo a una lesión en Alain por tremendo impacto, afortunadamente él se encuentra bien.

Inmediatamente después concurso Marco contra un peleador cinta negra, al principio comenzó lento, ambos median bastante bien su distancia y esperaban el momento indicado. El primer round termino en empate mientras que en el segundo Marco logro derrotar a su contrincante con un De ashi barai que lo dejo en el suelo dándole los puntos necesarios para la victoria.

Y que nos traemos el tercer lugar

El siguiente combate de Marco fue contra Kunashi. Marco fue bastante cuidadoso tras ver lo sucedido con Alain pero no está de más mencionar que su contrincante se contuvo en este y los siguientes combates. A pesar de ello Marco dio un buen intento pero la velocidad y precisión de una mawashi geri jodan termino con la aventura para nosotros ese día.

Final Peso Pesado

Creo que no hace falta remarcar lo evidente, Kunashi se llevo el primerísimo primer lugar y lo cortés no quita lo valiente, lo tenía muy bien merecido tras mostrar tanto poder y espíritu deportivo durante la competencia.

No tenemos vídeo de la final ya que se nos termino la memoria para esos momentos, ustedes disculparán :s

¿Y… cómo nos fue?

La respuesta es bien, muy bien. Trajimos un par de trofeos a casa pero lo más importante a mi parecer es que dejamos una buena impresión ante otras escuelas por lo que esperamos recibir a más peladores este año en el torneo anual que se celebrará en agosto, y más importante, estamos dando a conocer nuestro estilo como uno fuerte, capaz de triunfar.

Un campeonato…

Bueno, antes de despedirme quería plasmar unas palabras en este blog tras esta experiencia que sin dudas deja un grato recuerdo.

Previo quiero que quien lea esto tenga en mente las siguientes palabras «los extremos en algún punto se tocan»

Con esto en mente quiero hacer notar que durante el transcurso del día surgieron en mi varías emociones, algunas que alimentaban mi ego tales como orgullo y felicidad por haber ganado. Por otro lado había cierta indiferencia de mi parte hacía esta victoria y es que precisamente no quería darle importancia alguna pensando que me haría daño  tener el ego alto por cualquier razón tanto como peleador como persona, más que nada porque lo he vivido en carne propia en otras situaciones.

Todo este tipo de pensamientos me llevo a un punto donde irónicamente me sentía mal e insatisfecho por haber ganado ¿Qué estúpido no? En este momento es cuando quiero que recuerdan la frase con la que empezamos: los extremos se tocan.

En efecto, sobre-valorar un logro como menospreciarlo traen consecuencias negativas para uno, así entendí que el hecho de valorar el trabajo que realizamos juntos tanto nuestros instructores como compañeros culmino en esta victoria que no es nada más que un incentivo para continuar y seguir entrenando duro, para ver que lo estamos haciendo bien, ya que al final de cuentas la victoria no es de una sola persona sino de todas aquellas que lo entrenan, aquellas con las que entrena, aquellas con las que compite y aquellas quienes le ayudan de una u otra manera, por lo que este primer y tercer lugar es de todos y tiene que obligarnos a exigirnos más día con día para posicionarnos como lo que somos: «La escuela de la última verdad»

Por mi parte tengo que entrenar más duro ya que se viene el torneo de kyokushin en agosto, donde volveré a ver a aquellos peleadores tan fuertes de nuestra escuela en Acapulco y Toeikan que vi la última vez contra quienes estoy muy ansioso de competir ya que son más duros que una roca.

Sin más esto es todo, fue un placer narrarles de manera general lo que sucedió y esperamos que nos inviten a otras competencias para dar lo mejor de nosotros y conocer a más personas apasionadas por las artes marciales.

-Francisco

Image

 

TAIKYOKU: Significa primera causa-ultima verdad.

Esta kata fue creada por GICHIN-FUNAKOSHI, MASUTATSU OYAMA decía que esta kata es la base de todas las katas, se debe de hacer perfecta antes de pasar a otras katas. TAIKYOKU en chino es TAI-CHI.

PINAN: Significa mente pacifica o seguridad pacifica.

Fueron creadas en 1905 por ANKO ITOSU (maestro de Shuri-Te y Shorin-Ryu, fue maestro de Gichin Funakoshi), simplificando en ellas las katas avanzadas de los chinos.

YANTSU: Significa 3 veces seguro.     

Se origina en Motobu-ha Shito Ryu, durante el siglo XIX, (donde se le llama «Hansan» o «Ansan»). Se traduce también como: mantener la pureza, indicando que uno debe mantenerse a diario en la batalla de la vida para no ser débil y mantener el espíritu puro.

SANCHIN: Significa 3 batallas.

Esta kata se caracteriza por la coordinación en la posición, la respiración y los movimientos de los brazos, o sea, la unificación del cuerpo, la mente y el espíritu; o también la coordinación entre la mente, el espíritu y la técnica.

Esta kata fue llevada a Okinawa desde China por Kanryo Higaonna, maestro de Chojun Miyagi. Es en esta kata donde las escuelas Naha-te basaron su aprendizaje, se dice también que SANCHIN data desde la época del Templo Shaolín.

GARYU: Significa el dragón recostado.

Filosóficamente se refiere a un gran hombre que permanece en la obscuridad. Fue creada por Masutatsu Oyama.

Un verdadero karateka desarrolla el espíritu y humildad como si fuera un dragón recostado que tiene el poder pero prefiere no usarlo. Es la pronunciación japonesa de la aldea en Corea donde nació Mas Oyama.

GEKISAI-SHO: Significa conquista u  ocupación menor.                                               GEKISAI-DAI: Significa conquista u  ocupación mayor.

Fueron creadas por Chogun Miyagi, fundador de karate  Goju Ryu, y el propósito de estas katas es expresar el sentimiento de una máxima potencia a través del cuerpo.

TSUKI NO KATA: Significa kata de golpeo.

Esta kata fue creada por Kancho Tadashi Nakamura, fundador de Seido karate (1976). Practicante de Kyokushinkai.

Esta kata enseña a generar golpes de poder en cualquier dirección.

KANKU: Significa vista al cielo o contemplar el cielo, originalmente se conocía como Kushanku, que se decía que era un titulo dado a un agregado militar chino en Okinawa. Este agregado fue enviado a Okinawa como embajador del reino Ryuku en 1756, era un experto en combate cuerpo a cuerpo, la kata Kanku contiene muchos elementos de las demostraciones que hizo este agregado (Shang Kwang Fu, llamado Kushanku), esta kata fue escogida por Gichin Funakoshi y la demostró en público en su primera exhibición en 1922.

Esta es la kata para los grados más altos en Kyokushin. Cuando se ponen las manos arriba y se mira al cielo y las va uno separando lentamente, refleja la admiración del hombre a la gloria y el infinito del cielo. Mientras el cielo y la Tierra conserven su celestial conjunción, todo andará bien. Cuando el Sol salga mañana, con él vendrán nuevas esperanzas, haciendo caso omiso de que tan duro será el día de hoy.

TENSHO: Significa girando la palma de la mano o cambiando manos.

Esta kata fue creada por Chogun Miyagi; como complemento de SANCHIN, Miyagi desarrollo Tensho después de un profundo estudio de la kata china Rokkyshu cuyos orígenes se basas en el punto de círculos y principios de Kempo. Y es considerada como la conexión entre el karate antiguo y el moderno.

SUSHI-HO: Significa 54 pasos.

Esta kata era de las dos más avanzadas en las escuelas Shuri-Te. El número 54 está íntimamente ligado a la filosofía budista.

SEINCHIN: Significa la tormenta que precede a la calma, o sorprender la retirada o sorprender al puesto rebelde.

El nombre indica la necesidad de sobreponerse a la debilidad del espíritu y sorprender cualquier deseo de no hacer frente a los problemas de la vida. Es una kata china muy antigua que fue llevada a Okinawa por Kanryo Higshionna.

SEIPAI: Significa 18 manos.

Esta kata era una de las más avanzadas, en las escuelas Naha-Te; asimismo, esta kata es conocida en Kyokushin diferente a la versión de Gojo Ryo. Esta kata también es llevada a Okinawa por Kanryo Higshionna.

 

SAIFA(SAIHA): Significa para romper y hacer pedazos.
Esta kata fue realizada tradicionalmente en muchas escuelas de China, de los estilos león (escuela Ken Hira) y tigre (escuela Ryuei Ryu)

Fue llevada a Okinawa por Kanryo Higshionna después de haber estudiado en China (1863-1881), al regresar de Fuzhou. Saifa es la primera kata clásica combativa enseñada en Gojo Ryu, por su estrategia marcial esta kata se convertiría en la base del arte marcial que Miyagi Sensei eventualmente llamaría Gojo Ryu.

Sokugi: Significa kata de pateo

Las primeras 3 Sokugis (ichi, ni y san) fueron creadas por Mas Oyama, para desarrollar habilidades de patadas, sigue la misma línea de acción (pasos) de las Taykyokus. Estas katas no fueron introducidas formalmente en el plan de estudios del Kyokushin, sino, hasta después de la muerte de Sosai Masutatsu Oyama.

Katas en Ura: Significa kata inversa o kata en giros.

Varios kata también se hacen en » ura”. URA, o katas «inversas» fueron desarrollados por Oyama como una ayuda para el desarrollo de equilibrio y habilidad en las técnicas circulares contra múltiples oponentes.

Las katas que se hacen en ura son las siguientes:

  • Taikyoku sono ichi ura
  • Taikyoku sono ni ura
  • Taikyoku sono san ura
  • Pinan sono ichi ura
  • Pinan sono ni ura
  • Pinan sono san ura
  • Pinan sono yon ura
  • Pinan sono go ura

 

Información proporcionada por Sempai Alejandro Muñiz Zafra.

-Ivan

GESSI KRAME “El hombre que hizo temblar la tierra”

Publicado: febrero 24, 2013 de xyokox en Noticias

“Tratar de ser un hombre centrado, equilibrado, tratar de hacer el bien no ser agresivo, ayudar. Llevo en las artes marciales 43 años, desde 1958.”

Image

I.TEMBLO LA TIERRA.

Fue el 7 de mayo de 1934. Eran las 3 de la mañana. Nació un niño y en ese momento tembló la tierra.

El Dr. Rodolfo Samano dijo a la orgullosa madre: “Doña Julia, Dios la guarde con este niño, mire, nació y esta temblando”. El padre inspirado por el acontecimiento, decidió que el niño se llamara Gazi, que se puede traducir del árabe como luchador, guerrero, líder. Por confusión, en el registro civil, lo asentaron con el nombre de Gessi. Así fueron los primeros momentos de quien es hoy el Dr. Gessi Krame Homade, uno de los grandes pioneros de las artes marciales en México, en este caso, de los principales expertos del Karate Kyokushinkai en el mundo.

Desde niño siempre fue líder. Fue capitán de sus equipos de futbol y beisbol. También fue siempre aguerrido, pero creció con la educación rígida que le dio su padre Don Manuel, basado en la disciplina, el respeto, la responsabilidad, la lealtad, la fidelidad. Ese fue su camino. No se imaginaba aun lo que el destino tenia para el. No por nada hizo temblar la tierra.

II. DISCIPULO DE HIPOCRATES.

La vocación de Gessi Krame se dirigió a la medicina. Recibió su titulo de la UNAM y por ello se considera “Puma” de corazón. Se recibió el 7 de febrero de 1961. Entonces decidió viajar al Líbano, a conocer la tierra de sus padres.

La experiencia resulto muy satisfactoria. “llegue a ser el único medico mexicano en el Medio Oriente” –dice nuestro entrevistado-. Fue medico oficial de todas las embajadas latinoamericanas.

Comenzó a viajar al Japón y tuvo el honor de practicar directamente con el maestro Gogen “El Gato” Yamaguchi, la leyenda del Goju Ryu. Cuenta el Dr. Krame que durante un entrenamiento sin querer lo golpeo un instructor, a quien le respondió con una “geri” (patada) que le hizo volver sangre.

El propio maestro Yamaguchi, al darse cuenta que el Dr. Krame era muy explosivo, le sugirió que fuera con el maestro Masutatsu Oyama, fundador del Kyokushinkai o “escuela de la ultima verdad” que es de contacto completo y con la explosividad que Gessi Krame requería.

Así lo hizo. El maestro Oyama lo recibió, pero de 2º. Dan que ostentaba, lo degrado a 10º. Kyu. Fue para probar su temple, seniles y ganas de aprender.

Aprendió que la filosofía esta antes que el físico. Que las Artes Mariales no forman para salir a dar golpes, sino para ser personas integras, útiles en la sociedad, a la familia, a la vida. Aguanto y siguió hasta alcanzar su cinta negra. Convencido siguió adelante. “Me siento orgulloso de que esos dos grandes maestros prácticamente me adoptaron. Fue un honor, un privilegio. No solo aprendí en clase, sino en platicas, durante la comida, en muchas situaciones.”

Image

El Dr. Krame compartió con nosotros parte de su sabiduría, al decirnos que “la vida gira alrededor nin tae kokoro sachi –paciencia, tolerancia, voluntad y constancia-. La ultima verdad de Kyokushin es encontrarse a sí mismo, ser un hombre útil, tener confianza en si mismo, tener la cabeza fría, nunca ser agresivo, siempre ser respetuoso”.

“Gracias a estas enseñanzas pude “soportar” la muerte de mi hijo Manolo. Se supone que los hijos deben enterrar a los padres. A mí me toco enterrar a mi hijo, no se lo deseo a nadie.Las enseñanzas me permiten dominar un poco mi tristeza, angustia, desesperación, y mantenerme en pie hasta este momento, aunque el dolor lo traes siempre dentro”.

III. EL ESFUERZO REPORTA LOGROS.

En un conocido restaurante de la avenida Insurgentes, ubicado en el Conjunto Aristos, se desarrollo esa entrevista que nos permite conocer a una persona única.

El Dr. Krame recuerda que en 1971 se realizo el 1er. Mundial de Kyokushinkai en Japón y llevo a la selección libanesa.

Fue en 1974 cuando ya estaba de regreso en nuestro país, que levo a la primera selección mexicana a ese país. Entrenaban en Ciudad Universitaria. Al maestro Oyama le dio mucho gusto ver al primer equipo de México. “A uno de mis alumnos mexicano – recuerda el Doctor- le toco pelear con uno de mis alumnos libanes, de los que compitieron cuatro años atrás.

El libanes Kishom se negaba a pelear diciendo que el mexicano Iván era su hermano. Lo forzaron a pelear y noqueo a Iván, pero se puede decir que lo hizo con “cariño”, Gessi Krame ha llevado al seleccionado mexicano a 6 campeonatos del mundo y 2 centroamericanos –ganando estos últimos-.

En 1991 en Japón, su alumna Remedios Arce gano el mundial, siendo una muchacha de 1.50 mts., bien entrenada con la filosofía en mente.

Después de la muerte de Masutatsu Oyama, Kyokushinkai se dividió en muchas partes. En México –nos dijo el doctor con pesar- casi ya no existe. “El 25 de mayo cumpliremos 25 años en México. Pero no se estaba haciendo buen Karate.

“Así es mejor no hacer nada y que mejor que se haya diluido.” Le preguntamos si había posibilidades de rescatarlo. “Si mi espalda responde pronto –dijo- podemos volver a empezar desde cero. Kyokushin es un motivo para vivir”.

-¿Cuál es la más grande satisfacción que le dejo el Karate?

“mi fortaleza espiritual, mi fortaleza física, el control de mi mismo, el poder controlar – hasta cierto grado, porque nadie es perfecto- mis sentimiento, mi vida, tratar de ser un hombre centrado, equilibrado, tratar de hacer el bien, no ser agresivo, ayudar. Llevo en las  Artes Marciales 43 años, desde 1958”.

IV. UN DOLOR ETERNO. UN ESPIRITU AGUERRIDO.

Al Llegar al Líbano como médico, debía presentar el “coloquim”, que es un permiso de trabajo para ejercer la profesión. Pero el Dr. Anuti, responsable de este trámite, le dijo al ver su titulo, “la UNAM está clasificada en 5 estrellas, usted no presenta examen, viene de una gran Universidad”.

El doctor Krame compartió con nosotros una anécdota de su paso por la Universidad. Cuenta que cerca de la Plaza de Santo Domingo, enfrente del Antiguo Palacio de la Inquisición, donde estaba la Facultad de Medicina, unos tipos trataron de propasarse con una alumna.

La muchacha llego corriendo a la Facultad y salieron a defenderla. Se armo un zafarrancho. Llego la policía y los estudiantes se atrincheraron en su escuela. A nuestro entrevistado se le ocurrió subir hasta el anfiteatro y con ayuda de unos compañeros tomo un cadáver fresco con formal aldehido y se los arrojo a los policías. El cuerpo estallo al caer y todos corrieron aterrorizados. Lo mando llamar el Doctor Raúl Fournier Villada, Director y casi lo expulsan. Pero comprendieron el impulso de estudiantes y las circunstancias. Gessi Krame ha sido Medico Corporativo del Grupo Aristos, Director de Servicios Médicos del equipo Puebla de Futbol, Subdirector Médico de la Federación Mexicana de Karate, entre otros logros. Habla, además del español, Árabe, Ingles, Francés y Armenio.

-Doctor ¿se siente satisfecho con lo que ha logrado?

“Mira Karen, voy a cumplir 67 años el próximo 7 de Mayo. Soy un hombre afortunado, agradecido con Dios y la vida. He hecho todo en mi vida. Me siento muy satisfecho.»

El único lavo que tengo metido en mi corazón, la única herida, la única cosa que por más que pido perdón y me arrepiento, y no lo voy a lograr, es el no haber sido un buen padre con mi hijo por dedicarme al karate. El no haberle dedicado tiempo a mi hijo, convivir con mi hijo, vivir con mi hijo. Eso no me lo voy a perdonar jamás.

Si existe la reencarnación, en la otra vida tampoco me lo voy a perdonar, porque no es justo lo que hice. “Te juro Karen por la memoria de mi hijo que me levanto por la mañana y digo perdóname Manolo. Me acuesto por la noche y digo perdóname Manolo. No encuentro todavía ese perdón”.

Nosotros sabemos que la redención ya se la gano. Lo supimos desde que lo vimos. Se percibe un hombre integro, disciplinado, con una gran fortaleza y destila una gran bondad.

No es para menos. Y así conocimos al  hombre que hizo temblar la tierra.

Image

Soy un hombre afortunado, agradecido con Dios y la vida. He hecho todo en mi vida. Me siento muy satisfecho.

Fuente:

Ortiz, Karen. Gessi Krame “El hombre que hizo temblar la tierra”. Directorio Nacional Deportivo Año  Tomo VIII – México, 2001. Páginas 90-92

Material proporcionado por:

Senpai Alejandro Muñiz Zafra.

-Ivan

El Peleador Supremo: Lechi Kurbanov

Publicado: febrero 19, 2013 de franramvel en Articulos

Bienvenidos y les presentamos el estreno de la sección de «El Peleador Supremo», una pequeña serie de artículos sobre los peleadores contemporáneos más sobresalientes.

En esta ocasión, analizaremos a Lechi Kurbanov. ¿Por qué él? Sabrán disculpar pero hoy será por una razón muy personal, ya que él fue el primer peleador espectacular que conocí cuando empecé a empaparme con la cultura Kyokushin y sin duda alguna un modelo de peleador que me gustaría seguir.

Nombre: Lechi Kurbanov

Nacionalidad: Chechenia

Fecha de Nacimiento: 9 de Abril de 1978

Lechi Kurbanov, conocido por algunos como «El Muro Ruso» se ha ganado ese apodo por una buena razón. En muchas de sus peleas lo vemos como un combatiente calmado y muy resistente, aguardando el momento exacto para asestar sus poderosos golpes o uno de sus movimientos más impresionantes: Tobi Ushiro Mawashi Geri.

Kurbanov ostenta varios títulos entre los cuales está como primer lugar en las ediciones 2001 y 2002 de European Championships y All Japan Weight Tournament, respectivamente, campeonatos organizados por IKO 1, ademas de haber ganado en el 2002 la European Cup.

Ademas de los reconocimientos en Kyokushin también ha llevado el estandarte del estilo contra otros peleadores, tal es el caso de la pelea contra Big Jam, un peleador de Jiu-Jitsu en 2004, donde Lechi salio victorioso con un Knock Out tras un minuto de combate.

 

No siempre el peso y el poder son sinónimos de fuerza.

Cuando hablamos de Lechi no solo hablamos de resistencia y de KO’s increibles, la fuerza y precisión de sus golpes es algo impresionante que si bien, no son el plato fuerte del menú  sin duda alguna preparan al contrincante lo mejor posible para aplicar su técnica predilecta.

Sin embargo la victoria no siempre ha estado de su lado, tal es el caso de la pelea contra Ewerton Teixeira, combate que me recordó las palabras de Senpai Alain, que si la memoria no me falla, iban así:

«Uno usa técnicas avanzadas por lo general o cuando esta seguro que va a ganar o cuando esta completamente desesperado»

Desafortunadamente la pelea contra Teixeira fue un claro ejemplo del segundo caso.

En lo que respecta a la enseñanza, podemos encontrar basto material de los seminarios que proporciona, uno de los más recientes es este, el cual tiene algunos ejercicios que me parecieron interesantes, sobre todo el que esta en los minutos finales, ideal para acostumbrarnos a golpear en el punto y momento indicado.

Lechi Kurbanov es un excelente peleador, pero no podemos referirnos a él como el mejor habiendo competidores de la talla de Ryu Narushima o el mismo Teixeira, sin embargo el tiempo es sinónimo de progreso para quien así lo quiere y al menos para mi, sería fantástico poder ver a Lechi como un peleador más completo dentro de algunos años, y si soñar no cuesta nada, entrenar en alguno de sus tantos seminarios en una visita a los países Europeos.

Sin más me despido, no sin antes desearles un buen inicio de semana y pedirles su comentario, nada mejor que la opinión de los lectores para mejorar nuestros artículos :D.

-Francisco

Image

El doctor Shihan Gessi Krame nace en México el 7 de mayo de 1934.

Tras vivir la infancia en su país natal,  obtiene su título profesional en la Facultad de Medicina de la UNAM el 7 de febrero de 1961.

En este mismo año emprende un viaje a Líbano, tierra de sus padres, llegando a ser el único médico mexicano en el Medio Oriente.

Realiza varios viajes a Japón, donde conoce al maestro Gogen “El Gato” Yamaguchi quien lo adopta en su Dojo para enseñarle el arte Marcial del Karate-Do.

Es el mismo Gogen Yamaguchi, quien después de ver la explosividad del Dr. Krame, le sugiere ir con el maestro Masutatsu Oyama, fundador del Kyokushinkai o “Escuela de la última verdad”.

Image

Masutatsu Oyama lo aceptó pero degradandolo de segundo dan que poseía a 10. Kyu.

Así es como el Dr. Krame tiene contacto con esta modalidad del Karate y la adopta como parte de su vida.

El Dr. Krame deja Japón y regresa a México. En 1976 trae la técnica de Oyama a territorio tricolor.

Después de altas y bajas, Kyokushinkai pierde fuerza en México y a los 25 años de su fundación se decide abandonar lo que se venía forjando con mucho sacrificio y esmero.

Es en 2004 y aún sin Dojo, cuando el Shihan Gessi Krame y algunos de sus más fieles alumnos, deciden volver a impartir clases  de manera formal.

El Dr. Krame fallece el día 5 de julio de 2010  a las 15:10 hrs en la Ciudad de México manteniendo el anhelo y la esperanza de que su proyecto en Kyokushin sea el camino por medio del cual,  sus discipulos puedan continuar con la formación de hombres y mujeres de bien, fuertes de espíritu y corazón.

Image

Fuente:

http://www.kyokushin.com.mx

-Ivan

De Donde Venimos: Masutatsu Oyama

Publicado: febrero 13, 2013 de franramvel en Articulos
Etiquetas:, ,

Masutatsu Oyama

大山 倍達

(1923-1994)

¡Osu!

Bienvenidos a esta sección que bautizaremos como «De donde venimos» que más que otra cosa pretende compartir algo de historia sobre las personas que trajeron la disciplina de Kyokushin y no puede haber otro personaje para iniciar que nuestro fundador: Masutatsu Oyama

Los inicios

Mas Oyama nació el 27 de julio de 1923 en la villa  Wa-Ryongri Yong-chi Myonchul Na Do en Corea del Sur bajo el nombre de Yong-I-Choi.

A los nueve años fue enviado a Manchuria al sur de China donde permaneció en la granja de su hermana y comenzó a practicar Kempo bajo la instrucción de  Mr. Yi quien se encontraba trabajando en el mismo sitio.

A los 12 años regreso a Corea donde siguió su formación marcial practicando Kempo Coreano.

A los 15 años viaja a Japon con el fin de volverse piloto inspirado por el primer aviador combatiente de Corea donde continua su entrenamiento en artes marciales aprendiendo Boxeo y Judo hasta que un día, al ver a estudiantes de Karate, se intereso y asistió al dojo de Gichin Funakochi en la Universidad Tokushoku.

El Karateka

Los progresos de Oyama son impresionantes ya que a los 17 años de edad ostenta el segundo dan y a los 20 años ya tenía el cuarto dan mientras  se integro durante dos años a la Armada Imperial Japonesa, sus progresos en Judo fueron igual de sobresalientes pero dejo su entrenamiento en esta disciplina.

La derrota de Japón en la segunda guerra mundial provoco indignididad y una gran desilusión para Mas Oyama, afortunadamente So Nei Chu, una de las más altas autoridades en Goju Ryu, que también era ciudadano coreano residente en Japón le convenció dedicar su vida a las artes marciales e incentivo su retiro de tres años a las montañas para fortalecerse física y espiritualmente.

Las Montañas

A los 23 años conoció a Eiji Yoshikawa el autor de la novela Musashi, ambos, tanto el autor como la novela le enseñaron a Mas Oyama el conocimiento del Bushido Samurai, algo que influencio sus conocimientos sobre la filosofía Zen y el Budo durante su estancia en las montañas ya que ese mismo año viajo al Monte Minobu en Chiba acompañado de un alumno de nombre Yashiro.

Pasaron seis meses de entrenamiento hasta que su alumno Yashiro desertara durante la noche lo cual volvió más difícil el entrenamiento en aislación pero So Nei Chu le escribió una carta motivandole y mencionandole que debería afeitarse una de sus cejas, lo cual en la cultura japonesa era muy vergonzoso, y de esa manera permanecer entrenando por lo cual continuo un total de 18 meses.

Al regresar a la civilización en 1947 entro al Primer Campeonato Nacional de Artes Marciales donde salio victorioso, sin embargo Mas Oyama sentía un gran vació por no poder concluir sus tres años de entrenamiento en las montañas por lo que decidió dedicar toda su vida al Karate y regreso a su aislamiento en el Monte Kiyosumi también ubicado en Chiba donde encontró un lugar adecuado para su desarrollo espiritual.

Durante este periodo su entrenamiento fue exageradamente exigente, 12 horas al día, siete días a la semana, no dejaba días de descanso. Su entrenamiento consistía en sentarse a meditar bajo las frías aguas de las cascadas, luchando con animales salvajes, rompiendo árboles y piedras del río con sus manos, usando los árboles como makiwara, saltando sobre las plantas de lino, a medida que están crecían varios cientos de veces todos los días. En su entrenamiento diario incluyó también un período de estudio de los antiguos textos clásicos de las artes marciales basados en la filosofía Zen.

Después de otros 18 meses regreso a la civilización una vez más con confianza en sí mismo y capaz de tomar el control de su propia vida.

La Mano de Dios

En 1950 Sosai Mas Oyama comenzó a probar y demostrar su poder peleando cuerpo a cuerpo contra toros. En total, peleo contra 52 toros, tres de los cuales murieron instantáneamente, y 49 de ellos fueron despojados de sus cuernos bajo su poderosa técnica de Shuto.

Sin embargo no todo fue miel sobre hojuelas durante las batallas, en 1957 Mas Oyama casi pierde la vida en México al recibir la cornada de un toro, de alguna manera se las arreglo para apartarlo y cortarle la cornamenta sin embargo fue gravemente herido al grado de estar en cama durante seis meses, pero a pesar de los malos diagnósticos se recuperó exitosamente.

En 1952 viajó a Estados Unidos donde hizo una demostración de sus habilidades en televisión nacional. Durante los siguientes años tomó los retos de aproximadamente 270 peleadores, la gran mayoría vencidos de un solo golpe. Una pelea nunca duró más de tres minutos, de hecho, la gran mayoría terminaba después de unos cuantos segundos. Su principio de pelea era simple: «Si te golpeo, se acabo»

Si él te golpeaba estas perdido, si bloqueas un golpe a las costillas tu brazo termina roto o dislocado y si no la bloqueas tu costilla termina rota.

Mas Oyama fue conocido como «The Godhand» (La Mano de Dios), una manifestación viviente del máximo guerrero japones  Ichi geki, Hissatsu o traduciendo «Si te golpea es muerte segura» lo cual para él era la perspectiva ideal del karate.

Cabe resaltar que las técnicas usadas por Sosai eran técnicas básicas, las técnicas complicadas eran raras en su repertorio aunque su patada a la parte superior del cuerpo fue muy conocida por su poder.

El Dojo

En 1953 Mas Oyama abre su primer Dojo en Mejiro, Tokyo donde comienzan actividades en un terreno con césped alrededor. No es sino hasta 1956 donde abre su primer Dojo oficial en en un estudio de ballet detrás de la Universidad de Rikkyo a 500 metros de la actual locación del actual Honbu Dojo.

En 1957 ya habían 700 alumnos a pesar del gran indice de desertantes debido a la gran exigencia del entrenamiento.No solo eso, sino que muchos practicantes de otros estilos entrenaban con ellos debido al  jis-sen kumite (Combate de contacto completo). Uno de los instructores originales, Kenji Kato, decía que se debía observar a los practicantes de otros estilos y adoptar cualquier técnica que pudiese ser buena en un combate real. Así fue como el Karate de Oyama evoluciono, tomo varías técnicas de otros estilos en vez de restringirse a las técnicas puras de karate.

Los practicantes tomaban muy en serio el kumite, visto a primera instancia como un arte de pelea, esperando golpear y ser golpeados con ligeras restricciones. Los golpes a la cabeza eran más comunes que en la actualidad, ya que permitían impacto con los puños en vez de solo con las piernas. Las lesiones eran el pan de cada día.

¿Por qué no se permite golpear a la cabeza con las manos en la actualidad?

Hago un ligero énfasis en este punto ya que es algo que los practicantes de Kyokushin evitamos día con día y tenemos que saber el porque lo hacemos.

Fue a raíz de un incidente en la vida personal de Mas Oyama, siendo atacado por un agresor armado con un cuchillo, cuando decidiría unos meses después prohibir los golpes a la cabeza o rostro en sus entrenamientos.

El agresor que atacó a Oyama resultó gravemente herido por un golpe que le fracturó el cráneo. La técnica empleada fue el Uraken. Tras el suceso, Oyama fue detenido y encarcelado un tiempo acusado de Homicidio Involuntario. Desde ese momento, al regresar a sus entrenamientos, prohibiría tajantemente golpear de hombros para arriba en los kumite, aún llevando protecciones en las manos.

En esto cabe remarcar que el entrenamiento no es para agredir o lastimar, sino simplemente para defender nuestro bienestar, y a pesar de ello los accidentes y las consecuencias están latentes.

El Comienzo de Kyokushin

El actual Honbu fue oficialmente abierto en junio de 1964 donde el nombre adoptado para el estilo fue Kyokushin que tiene como significado «La última verdad». En ese mismo año La Organización Nacional de Karate (IKO por sus siglas en ingles) fue establecida. Desde entonces, Kyokushin fue llevado a más de 120 países y sus miembros registrados exceden los diez millones haciéndola una de las organizaciones más grandes de karate en el mundo.

La Despedida del Grande

Tristemente, en 1994 Masutatsu Oyama murió a los 70 años debido a cáncer de pulmon dejando la organización a cargo de Akiyoshi Matsui y una de las escuelas más importantes de karate en el mundo, una filosofía extraordinaria y una historia que se atesorará por siempre, mientras el estilo y el espíritu de Kyokushin siga vivo.

-Escrito por: Francisco

Fuentes:

http://www.masutatsuoyama.com/masoyama.htm
http://www.fightingmaster.com/masters/oyama/index.htm
http://en.wikipedia.org/wiki/Mas_Oyama

Bienvenidos

Publicado: febrero 13, 2013 de franramvel en Noticias
Etiquetas:, , ,

¡OSU!

Hola y sean ustedes bienvenidos a este blog que hacemos la comunidad de Kyokushin México, esta entrada será muy breve ya que la idea de este blog acaba de salir hace no menos de unos minutos pero como dicen, y dicen bien: «Lo espontaneo siempre sale bien»

El objetivo de este blog es dar a conocer las noticias, eventos e información de interes para todas las personas interesadas en practicar o conocer el Karate Kyokushin.

Por el momento les dejo nuestra página oficial y el canal de You Tube.

Sitio Oficial

Canal de You Tube

 

Sin más me despido, cualquier duda o sugerencia siéntanse libres de dejarla en la caja de comentarios al final de la página.

-Francisco